Tag Archive | Jardinero

Jardinera

Jardinear

Cuido mis pensamientos,
los limpio,
los riego
y  los abono,
cual hermoso Jardín.

Siembro semillas de bondad,
elimino las hiebas dañinas.
Ya no se oscurece mi pensar!

Que las flores de mi Jardín
plenas de radiantes colores
y de sublimes olores,
impregnen a los demás
del bálsamo de Amor Divino.

Soy Jardinera!
Jardinera de plantas y flores.
Jardinera de pensamientos divinos.

Escrito el 21 de abril del 2008

De la Colección de Poemas

Hojas del Alma 3

Imagen gratis tomada del Internet

Advertisements

La Flor Más Hermosa

Una flor

   La Flor más Hermosa.

 

– Te veo triste y pensativa- le dijo el Jardinero a la silenciosa muchacha.

Ella le miró con los ojos apagados y, sin contestar, volvió a bajar la cabeza.

-Qué te ha pasado para estar hoy tan sombría? Todos los días vienes a mi jardín al atardecer, y todos los días te conviertes en la flor más tierna y fragante….

-No soy ninguna flor hermosa- interrumpió la muchacha.

El Jardinero calló.

-Hoy he visto mi imagen en el lago del Espejo- continuó sin levantar la cabeza – Por fín me hice mujer…pero no poseo la belleza con la que tanto soñé-

El Jardinero entendió.

-Todo el mundo dice que las rosas son las flores más hermosas. Y en verdad que lo son!-afirmó, mientras la muchacha volvía la cara hacia él-. Y, sin embargo, a mí me gusta la pequeña verbena que crece a los pies de los rosales, y disfruto contemplando los traviesos pensamientos, los estirados e introvertidos tulipanes, y las margaritas del campo, libres bajo el sol-

-Quieres decir, Jardinero, que hay más belleza en las verbenas que en las rosas?-

El Jardinero miró hacia el cielo del atardecer.

-Quiero decir que la belleza no está realmente en esa o aquella flor más que aquí o allí. La Belleza está en la mirada que contempla. Si la mirada es lo suficientemente atenta, encontrará a la diosa Belleza allá donde mire, porque ella dió luz a todo lo que existe. Más si aún así desearas ser más hermosa y convertirte en una imagen de la diosa en la Tierra, mira al cielo, contempla las grandes nubes que surcan majestuosamente por el azúl, y mira bien que las brillantes nubes algodonosas de formas redondeadas y perfectas palidecen en belleza ante aquellas otras, que perforadas por los vientos permiten el paso de los rayos del sol-

El Jardinero calló un momento mientras dirigía su mirada a la muchacha, que ahora observaba las nubes.

-Deja que la luz de tu alma salga por todos los poros de tu piel, y todo el mundo verá en tí la más radiante Belleza –

 

Narración extraída del libro “El Jardinero” de Grian.

Libros 2

“A propósito de la llegada de la Primavera”

Leahluna

 Imagen tomada del Internet.