Avecillas (2)

 

El pájaro manso vivía en la jaula, y el pájaro libre en el bosque. Más su destino era encontrarse y había llegado la hora.

El pájaro libre cantaba: “Amor, volemos al bosque”. El pájaro preso decía bajito: “Ven tú aquí; vivamos los dos en la jaula”. “Ay!”, decía el pájaro preso: “Sabré yo posarme en el cielo?”.

El pájaro libre cantaba: “Amor mío, pía canciones del campo”. El pájaro preso decía: “Estate a mi lado, te enseñaré la canción de los sabios”. El pájaro libre cantaba: “No,no,no; nadie puede enseñar las canciones”. El pájaro preso decía: “Ay! Yo no sé las canciones del campo”.

Su amor es un anhelo infinito, más no pueden volar ala con ala. Se miran y se miran a través de los hierros de la jaula, pero es en vano su deseo.

Y aletean nostálgicos y cantan: “Acércate más, acércate más”. El pájaro libre grita: “No puedo. Que miedo tu jaula cerrada!”. El pájaro preso canta bajito: “Ay! No puedo. Mis alas se han muerto!”.

   Por Rabindranath T. Tagore.

Del libro de poemas  “El Jardinero”.

Imagen tomada del Internet

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s